VINAROS NEWS
Septiembre 2004
Entrevista a Mariano Castejón, concejal del PP en Vinaròs y diputado autonómico
Revista "El Dissabte"
 
JUNIO 2005
Entrevista a Mariano Castejón, diputado autonómico del Partido Popular
Revista 7 dies de Vinaròs
 26-12-05.
Mariano Castejón: la visió d’un diputat autonòmic
Revista "El Dissabte"
11 -08- 2006
Mariano Castejón: Para el PSOE, los ciudadanos de la Comunitat Valenciana no significan nada
VINAROS NEWS
Octubre 2007
El Síndic de Greuges, al servicio de los ciudadanos
El diputado vinarocense Mariano Castejón es el portavoz de la comisión
 
 

El Síndic de Greuges, al servicio de los ciudadanos

           El diputado vinarocense Mariano Castejón es el portavoz de la comisión

EMILI FONOLLOSA    VINAROS NEWS  octubre 2007       

El Síndic de Greuges de la Generalitat Valenciana está al servicio de los ciudadanos. Hemos querido aprovechar que el diputado vinarocense, Mariano Castejón, es el portavoz de la comisión de peticiones de les Corts para conocer en profundidad las competencias del organismo que tiene encomendado la salvaguarda de los derechos y libertades de los ciudadanos frente a las diferentes administraciones

¿Cuál es su trabajo como portavoz de la comisión de peticiones?

La Comisión de Peticiones, que preside MILAGROSA MARTÍNEZ, presidenta de les Corts, está formada por los cinco miembros de la Mesa de Les Corts y además un diputado en representación de cada grupo parlamentario. Por el Grupo Parlamentario  Popular me cabe el gran honor que esta representación ha recaído en mi persona. La comisión tiene como función específica las relaciones con el Síndic de Greuges, así como la aprobación y modificación de su reglamento. Como portavoz en esta comisión, mi función consiste en examinar cada petición individual o colectiva que reciban Les Corts para  acordar su remisión, cuando proceda, por medio de la cámara al órgano competente. En todo caso, se acusa recibo de la petición y se comunica al peticionario el acuerdo adoptado. 

¿El síndic de greuges es como el defensor del pueblo?

Efectivamente. El Síndic de Greuges  es una realidad jurídica en nuestro estatuto de la misma manera que el defensor del pueblo lo es  en nuestra Constitución. En ambos casos representa la clara apuesta de los  responsables políticos por el respeto y la reafirmación cotidiana de los derechos fundamentales y libertades públicas de todos los ciudadanos. En nuestra Comunitat, la figura del Defensor del Pueblo, fue prevista por el Estatuto de Autonomía con la denominación Síndic de Greuges de la Comunitat Valenciana. Su nacimiento y funcionamiento se articuló a través de la Ley de la Generalitat Valenciana, 11/1988, de 26 de diciembre del Síndic de Greuges y en el Reglamento de Organización y Funcionamiento del Sindic de Greuges de 21 de septiembre de 1993.

El Síndic de Greuges es por tanto el  Alto Comisionado de las Corts Valencianes, que tiene encomendada la defensa de los derechos y libertades fundamentales de todos los ciudadanos frente a las actuaciones de la Administración autonómica y local y por tanto es el organismo al que se deben interponer las  quejas contra la Administración autonómica o local.  

¿Quién elige al síndic?

El Síndic de Greuges debe de ser elegido por, al menos, las dos terceras partes de los diputados que componen el Pleno de las Corts Valencianes, por un período de cinco años, sin perjuicio de poder ser reelegido. La actual síndica  de Greuges es EMILIA CABALLERO ALVAREZ. Síndica de Greuges en funciones desde el 9 de abril de 2006, día en el que cesó como síndic de Greuges Bernardo del Rosal, por expiración de su mandato que había comenzado en septiembre de 1999.

Ahora deberemos elegir por consenso a un nuevo síndic cuya misión fundamental seguirá siendo velar por el cumplimiento y respeto de los derechos y libertades que asisten a la persona, según el Título Primero de la Constitución y nuestro Estatuto de Autonomía, frente a la Administración de la Comunidad Autónoma Valenciana. Se trata de garantizar que los actos y resoluciones que emanan de los Órganos de la Administración de la Generalitat se ajusten a los principios que reconocen la Constitución y el Estatuto de Autonomía.

Castejón, en su despacho de las Cortes Valencianas 

¿El Síndic de Greuges es un cargo político?

El Síndic de Greuges es totalmente independiente en el ejercicio de su función y no está sujeto a instrucciones ni a mandato imperativo alguno que provenga de las demás Instituciones de la Generalitat. Por lo tanto, con total independencia, igual puede iniciar una investigación que resolver una queja, no viéndose influida su actuación por agentes externos que puedan condicionar su criterio. 

¿Cómo se accede a los servicios del  síndic de greuges?

Cuando creamos que nuestros derechos se vulneran por `parte de las administraciones es el momento de presentar una queja ante el Sindic de Greuges, que iniciará la investigación pertinente con el fin de garantizar que los derechos sean efectivos Aun cuando la Administración pública está al servicio del ciudadano, el Síndic de Greuges podrá conocer de cualquier acto o resolución de la misma que por omisión, demora, error o falta de diligencia pueda vulnerar un derecho o libertad del ciudadano.  

¿Cuáles son las competencias?

El Síndic de Greuges puede iniciar cualquier investigación tendente al esclarecimiento de actos o resoluciones de la Administración, sus autoridades o funcionarios. Tales actos no tienen por qué ser expresos; el silencio de la Administración ante cualquier solicitud de un ciudadano, puede vulnerar un derecho y, por tanto, provocar una investigación del Síndic de Greuges.

Los actos o resoluciones aptos para provocar una investigación pueden emanar de la Administración de la Generalitat, de la Administración Local o, incluso, de servicios gestionados por cualquier persona mediante concesión administrativa. Esa investigación tendrá por objeto comprobar si los derechos y libertades del ciudadano, cuya defensa tiene encomendada legalmente el Síndic de Greuges, pueden haber sido vulnerados, como consecuencia de tales actos o resoluciones. Se trata de garantizar que los actos y resoluciones que emanan de las Administraciones Públicas señaladas, se ajustan a los principios reconocidos en la Constitución y en el Estatuto de Autonomía y de que el ciudadano tenga la garantía de que sus derechos y libertades son respetados. 

Por tanto se producen quejas de oficio y quejas a instancia de parte.

Efectivamente, cualquier investigación iniciada por el Síndic de Greuges y destinada a comprobar si los derechos y libertades del ciudadano pueden haber sido vulnerados, tiene su origen en una iniciativa propia del Síndic (son las llamadas investigaciones "de oficio") o en una queja concreta presentada por los ciudadanos, individual o colectivamente.

Para llevar a cabo esa investigación, el Síndic de Greuges, podrá acceder libremente a todos los archivos y registros de la Administración Pública de nuestra Comunidad Autónoma. Podrá realizar entrevistas, comprobar datos, estudiar los expedientes y la documentación que sea necesaria, e incluso, solicitar de la Administración Pública de la Generalitat, de los Ayuntamientos o Diputaciones, documentos clasificados como secretos por la Ley. Cualquier autoridad o funcionario está obligado a prestarle, con carácter prioritario y urgente, ayuda en esa investigación. 

¿Y hasta donde pueden llegar sus resoluciones?

El Síndic de Greuges, no es competente, por sí, para modificar o anular los actos y resoluciones de la Administración Pública de la Generalitat. No es un juez, no dicta Sentencias ni impone sanciones; su actuación tampoco suspende la ejecución de las resoluciones y actos administrativos o judiciales, ni los plazos legales para interponer los recursos previstos por la Ley. Sin embargo, sí puede sugerir la modificación de los criterios utilizados para la producción de los actos y resoluciones de la Administración. Si, como consecuencia de una investigación, llegase al convencimiento de que el cumplimiento riguroso de las normas puede provocar situaciones injustas o perjudiciales a los administrados, puede sugerir a las Cortes Valencianas u otro órgano creador de la norma o a la Administración autonómica, la modificación de las mismas.

Cuando el Síndic de Greuges termina una investigación, puede formular a las autoridades y funcionarios de la Administración autonómica, advertencias, recomendaciones y recordatorios de sus deberes legales, así como sugerencias para que adopten nuevas medidas. Esas autoridades o funcionarios están obligados a responder al Síndic en un plazo no superior a un mes. Si, ante la observación realizada por el Síndic, y transcurrido un tiempo razonable, no se hubiera adoptado por la autoridad o funcionario afectado las medidas oportunas, en el sentido indicado por aquél, o no le hubiera informado de las razones que justifiquen su no adopción, el Síndic de Greuges podrá poner en conocimiento de la máxima autoridad del Organismo o Departamento afectado y, en su caso, del Presidente de la Generalitat, los antecedentes del asunto, el contenido de las observaciones que haya formulado y el resultado de su actuación.

 Castejón, con Milagrosa Martínez

¿Y si pese a todo todavía no se hace caso?

Pues entonces el Síndic incluirá tal asunto en el próximo informe que eleve a las Cortes Valencianas, con expresa mención de los nombres de las autoridades o funcionarios que hayan adoptado tal actitud; circunstancia que puede dar lugar a la exigencia de la responsabilidad disciplinaria en que haya podido incurrir el funcionario actuante o incluso, a la remisión al Ministerio Fiscal de los antecedentes del caso, por si resultaren indicios de responsabilidad penal. 

¿Cómo se toma contacto con el síndic de greuges?

La Institución cuenta con un teléfono gratuito de Información al Ciudadano con el que se puede contactar de lunes a viernes en horario ordinario de 9:00 a 15:00 hs. y de 17:00 a 19:00 hs. y los sábados en horario de 10:00 a 12:00 hs.

El número de teléfono gratuito es 900 - 21 09 70.

Es un teléfono atendido por personal de la Institución que resolverá cualquier duda o consulta que se le formule, así como, si es posible, orientará al ciudadano sobre las vías a seguir en caso de que la competencia no corresponda al Síndic de Greuges.

Existe otro teléfono, no gratuito, que corresponde a la centralita de la Institución. Es el número 96 593 75 00. Su finalidad es canalizar las llamadas que no persiguen aclaración de dudas o consultas o están dirigidas a contactar con personal concreto de la Institución.

A través de cualquiera de las dos líneas, el ciudadano obtendrá la información y orientación que requiera.

En la actualidad también se pueden hacer consultas mediante internet, http://www.sindicdegreuges.gva.es  

 ¿ Quién puede presentar las quejas?

Las quejas pueden ser presentadas por cualquier persona, sea natural o jurídica. Por lo tanto, es indiferente la nacionalidad, el domicilio, el sexo, la edad, etc.

La queja o denuncia debe dirigirse al Síndic de Greuges y podrá formularse siempre que no haya pasado un año desde que la persona que la presenta, que debe ser el propio interesado, hubiera tenido conocimiento de los hechos. Los procedimientos de presentación son dos y en ambos está garantizada la confidencialidad de los datos, hechos y circunstancias que se expongan:

1.- Se puede presentar la queja a través del formulario de la página  web. Sólo hay que hacer "clic" en "presentación de queja" y rellenar el formulario que aparecerá. No se debe olvidar, al final, teclear "Enviar".

2.- También es posible presentar la queja por escrito, dirigido al Síndic de Greuges y, en concreto, a su sede, que se encuentra situada en la calle Pascual Blasco, nº 1, 03001 Alicante. Se puede presentar por correo o por fax al número 96-5937554.

Los requisitos que debe cumplir la queja por escrito son muy sencillos. El escrito, que no se sujeta a modelo oficial ni formal alguno (puede ser similar a una carta), debe:

    1.- Estar redactado a mano, a máquina o por ordenador

    2.- Ser un escrito claro y lo más breve posible

    3.- Recoger el nombre completo de la persona que presenta la queja, su número de Documento Nacional de Identidad, su domicilio y, de ser posible, un teléfono de contacto.

    4.- Reflejar de manera clara y concisa los hechos que originan la queja, las razones en que se funda la misma y las acciones que ya se hayan entablado ante la Administración por la persona que la presenta.

    5.- Ir firmado por la persona que presenta la queja.

    6.- Acompañar los documentos que pueden ayudar a resolver la queja y acrediten los hechos que se exponen en ella.

    De la presentación de la queja, el Síndic acusará recibo y requerirá a quien la presentó, para que subsane los defectos si existen (si falta algún dato, algún documento, etc.). Después la estudiará y decidirá sobre su admisión o no.

Es totalmente gratuito y no es preciso abogado ni procurador. 

¿Las quejas o reclamaciones se admiten siempre?

Hay determinados supuestos en los que el Síndic, no admitirá la queja. Son los siguientes:

1.- Si no consta el nombre completo y la firma de quien la presenta

2.- Si advierte mala fe, carencia de fundamento o inexistencia de pretensión en la queja (es decir, que no consta claramente qué es lo que se pide al Sindic). Ha de recordarse que cualquier queja ante el Síndic, debe estar fundada en una presunta violación por parte de las Administraciones Públicas integradas en su competencia, de los derechos y libertades reconocidos en el Título I de la Constitución Española y del Estatuto de Autonomía.

3.- Si la tramitación de la queja puede perjudicar los derechos legítimos de un tercero.

4.- Si no es competente para conocer de la queja. Ha de tenerse en cuenta que el Síndic, sólo puede conocer de quejas de personas contra la Administración Pública y, en concreto, contra la Administración de la Comunidad Autónoma, Autonómica o Local, por lo que no es competente para intervenir en conflictos entre particulares.

5.- Si, sobre los hechos en que se basa la queja, está pendiente o ya ha recaído una resolución judicial.

Si la queja no es admitida o se suspende su examen, el Síndic lo comunicará por escrito al interesado, expresando los motivos y, le podrá orientar sobre las vías que puede seguir para hacer valer sus derechos.

La correspondencia que entable el Síndic con la persona que ha presentado la queja no puede ser intervenida ni controlada, ni tan siquiera cuando la queja haya sido presentada por una persona internada en un centro penitenciario.

 

Mariano Castejón: Para el PSOE, los ciudadanos de la Comunitat Valenciana no significan nada

Revista "El Dissabte" 11 DE AGOSTO 2006  TEXTO Y FOTOS: Ramón Blanch

El setmanario El Dissabte entrevista esta semana al diputado autonómico del Partido Popular, Mariano Castejón. Un hombre serio en sus planteamientos que ha sabido transmitir a los ciudadanos de la comarca el trabajo que realizan los diputados, especialmente los de su partido, en Les Corts Valencianes, abordando temas de enorme importancia para el futuro de nuestra comarca.

Los socialistas han dicho en más de una ocasión en esta legislatura que las inversiones de las administraciones provincial y autonómica, gobernadas por el Partido Popular, llegan con cuentagotas a nuestra comarca. ¿Es así?

 Siempre nos parece poco lo que se recibe de otras administraciones, pero la realidad de las cifras nos dice que nuestra comarca no puede sentirse la hermana pobre de la Comunitat. El gobierno de Francisco Camps apostó por vertebrar la Comunitat y lo está consiguiendo, entre otras cosas también por las inversiones que respalda, que son las más necesarias para que todos y cada uno de nuestros pueblos siga progresando con cotas de desarrollo integral que alcancen a todos los ciudadanos.

Destáquenos algunas

 Quizás la más importante sea lo que representó la luz de las imágenes. En números redondos fueron 10 millones de euros los que recibió nuestra comarca con motivo de la exposición “Paisajes Sagrados” que, como todo el mundo sabe, representó la mayor inversión  en  recuperación patrimonial, poniendo en valor no solamente las piezas expuestas sino también el paisaje y las arquitecturas que las albergaron. Ha sido muy importante puesto que con motivo de este evento, se desarrolló una campaña de restauración de obra mueble e inmueble en nuestras  comarcas, que ha comprendido la recuperación de diez edificios arquitectónicos y 175 obras artísticas, entre pinturas, tejidos, esculturas y documentos y, por vez primera, el entorno paisajístico en el que se enmarcaron las sedes expositivas. Esta actuación ha marcado un antes y un después en nuestra comarca. Trabajaron  33 arquitectos y cerca de un centenar de restauradores en esta recuperación patrimonial sin precedentes en la provincia de Castellón. La puesta en valor de este legado cultural y territorial supuso  a la Generalitat Valenciana un desembolso de diez millones de euros. Una inversión cuyo alcance está  superando el calendario expositivo puesto que no sólo nos asegura  la presencia de esta riqueza patrimonial e histórica, -que sería largísimo de detallar ahora-, a  las próximas generaciones, sino que ha supuesto el relanzamiento de nuestra comarca a todos los niveles.

Otra obra de gran envergadura fue sin duda la canalización del río Cervol y los dos puentes a cargo de la Consellería de Infraestructuras y que  ejecutó la UTE Zafir-Torres Cámara por más de 6,6 millones de euros.  Pero hay más, mucho más, y no me detendré en aquellas inversiones que cada pueblo consigue con su participación en las diversas convocatorias más o menos regladas de los planes de la Diputación y de las distintas consellerías.

Ahora, por ejemplo, tenemos en marcha la importante obra de la depuradora, con una inversión de 9,4 millones de euros, que está financiada con los fondos que recauda la Entitat Pública de Sanejament d’Aigües Residuals de la Comunitat Valenciana, entidad que pertenece a la Conselleria de Infraestructuras y Transportes. Hace escasos días asistimos a la inauguración del Centro de Acogida de Menores financiado con millón y medio de euros por la Consellería de Bienestar Social. También se inauguró el enlace de la carretera CV11 con la N-238, una obra de más de cinco millones de euros  Las inversiones, lo cierto es que tardan mucho en conseguirse pero una vez realizada la obra se olvidan fácilmente.  En nuestra comarca, así de memoria, podría detallarle inversiones en Benicarló, ya terminadas como la Lonja del pescado, en ejecución, las obras del puente del Barranquet y en un futuro inmediato el centro de Salud, la ampliación del Ródenas o la prevista depuradora de aguas residuales, la carretera Benicarló-Cálig o el auditorio-teatro. En Peñíscola, además del Palacio de Congresos,  se construyó  un centro nuevo de primaria, ahora se está acabando el Instituto de secundaria, contamos con la previsión de una Nueva Lonja o el Centro de Salud y la tan traída y llevada depuradora de aguas residuales, ahora que parece que existe consenso para su ubicación definitiva.

En Vinaròs, seguimos apostando por la remodelación en profundidad del puerto con el cambio de ubicación de la zona pesquera ya presupuestada y una nueva Lonja; y una vez consensuado el plan de usos del puerto hacer posible que se compagine su uso pesquero con el deportivo, comercial y dar cabida a una zona lúdica con hotel incluido. Esto está ahí, es un proyecto ambicioso pero hay otras realidades tangibles como la  Av. Juan XXIII con  la urbanización de diversos sectores  para la construcción de VPO, o la ampliación del Hospital Comarcal, una obra de casi 10 millones de euros ya adjudicada a la empresa Acciona-Llanera que está ya realizando las catas en el terreno para comenzar de inmediato.

Y no todo son obras civiles, así en la reciente visita del  conseller de Empresa, Universidad y Ciencia, Justo Nieto, se ratificó la inversión de 430.000 euros en el fomento del comercio local de Vinaròs o las ayudas del IMPIVA en 17 proyectos desarrollados por empresas de Vinaròs  a las que se les han concedido unas ayudas de 227.787 euros y han generado una inversión de 2,7 millones de euros. En Turismo, con el Plan de Excelencia, 470 mil euros más. Como ve, es un no terminar. Y a pesar que nos dejamos muchas cosas, estoy seguro que seguirían pareciendo pocas. Queremos lo mejor para nuestra comarca y no le quepa duda a nadie que, en la medida de nuestras posibilidades reales, se está consiguiendo,  pero nunca nos sentiremos satisfechos.

A tenor de lo que me cuenta el único que aquí no se ha retratado ha sido el Estado, gobernado por el Partido Socialista. ¿No?

Mire, más hubiera valido que nos hubieran dejado de lado puesto que precisamente  son las infraestructuras, el agua y la energía, entre otras cuestiones, las  armas que utilizan los socialistas de Madrid para desterrar del mapa a Castellón. Así se desprende al comprobar la irrisoria partida destinada a esta provincia en los Presupuestos Generales del Estado lo que, demuestra que para el presidente del Gobierno, el ministro Jordi Sevilla y compañía, ni la Comunidad Valenciana ni sus ciudadanos significan absolutamente nada. ¡Dígame una sola obra importante que haya pensado y ejecutado el gobierno socialista que no viniera del anterior gobierno del PP!. Ni una sola. Con  el presupuesto estatal del 2006 se puso en evidencia que el PSOE sigue incumpliendo sus promesas electorales para esta zona. Se preveía una inversión para toda la provincia de 170 millones de euros cuando en el 2004, con el Gobierno del PP, fue de 282. Anuncios nos hacen pero realidades ninguna. Desde el incumplimiento manifiesto del programa Agua a proyectos más cercanos, como la regeneración del litoral, el proyecto de Sol de Riu, la pasarela del Cervol o las ayudas para paseos marítimo y de ribera; proyectos que según el alcalde, Javier Balada, estaban claros pero que permanecen en el olvido como la comisaría de Policía de Vinaròs, los cuarteles de la Guardia Civil o el AVE. No cumplen lo que prometen y para ejemplo ahí tienen la cárcel de Albocasser, que el ministro Sevilla prometió no construir y es lo único que va a buen ritmo. Y lo peor de todo es el intento de paralización de proyectos tan emblemáticos y necesarios como puede ser el aeropuerto. Algunas inversiones si que se han anunciado, porque para algunos  pueblos socialistas sí que se acuerdan en detrimento de los demás. Ahí tenemos los 300.000 euros para el castillo de Morella, o los 70.000 para Cervera y pare usted de contar.

 

Otro tema candente son las infraestructuras tanto sanitarias como escolares en poblaciones como Benicarló o Vinaròs. ¿Qué está sucediendo en estos  temas?

El cuidado de la salud es lo primero, de ahí la puesta en marcha del Plan de Salud. Queremos que la sanidad pública tenga una calidad asistencial excelente, por lo que la ampliación del Hospital Comarcal de Vinaròs no se quedará sólo en una mayor dotación para las urgencias. El proyecto es muy ambicioso pensando no sólo en el presente sino en el futuro. En cuanto al centro de salud de Benicarló, cuyo proyecto ya se dio a conocer, está a la espera del inicio de las obras pues cuenta con presupuesto y una ubicación ya prevista. En el caso de Vinaròs está más retrasado aunque existe el compromiso del anterior conseller Vicente Rambla, que sin duda será asumido por Rafael Blasco, y en el momento que el Ayuntamiento ceda los terrenos necesarios, la Generalitat elaborará el proyecto y lo presupuestará convenientemente. El primer requisito del estudio funcional de las necesidades sanitarias de la población ya está redactado y me consta que los contactos entre Ayuntamiento y Consellería para el tema del terreno son fluidos y prácticamente el tema está cerrado.

En cuanto a las infraestructuras educativas, en primaria están en cartera las ampliaciones del Rodenas en Benicarló y el Foguet en Vinaròs además del nuevo colegio previsto en la Avda Juan XXIII y la ampliación del instituto José Vilaplana.

 

Estamos en la recta final de la legislatura. ¿Qué balance realizaría?

A nivel local, pienso que se han pedido tres años en los que el tripartito se ha esforzado más en criticar  las realidades del anterior gobierno popular que en dedicarse a gobernar con responsabilidad y  seriedad para conseguir los máximos frutos para Vinaròs. Se pierden en muchos esfuerzos por desprestigiar a quienes estamos en la oposición  y lo hacen simplemente por cuestiones partidistas porque si algo realmente les preocupa, tanto a los socialistas como a sus socios, es mantenerse en el gobierno, mantenerse en el poder a toda costa aunque sea perjudicando a los intereses de Vinaròs Tanto  socialistas como independientes se han prodigado en continuos anuncios y promesas pero que por no tener las ideas claras, ni generar propuestas factibles, han generado falsas expectativas y no se pasa de las palabras a las realidades y para disimularlo se recurre con demasiada facilidad al  ruido, a la demagogia y por tanto a la crispación.

El PP en la Comunitat Valenciana estamos dando muestras de que somos capaces de gobernar con eficacia y de ceder, dialogar y poner por encima de otras cuestiones la responsabilidad y el interés general, algo  que cada vez resulta más impensable en nuestra ciudad puesto que el tripartito ni se plantea dialogar, ni  pretende consensuar  nada con el PP, eligen el sensacionalismo, buscan semana tras semana los titulares fáciles de prensa y se excusan reiteradamente  en el victimismo  cuando son incapaces de cumplir  sus anuncios.

 

¿Con ganas de continuar?

Claro que sí. A mí no me asusta el trabajo, todo lo contrario. El trabajo realizado por el grupo popular resulta positivo y gratificante y no oculto que me siento orgulloso y satisfecho por compartir el sentido de la responsabilidad política del gobierno de Francisco Camps. Un gobierno fuerte, responsable y creíble, con políticos capaces y eficaces que están demostrando día a día su entrega al servicio de toda la sociedad valenciana.

 Es difícil pronunciarse sobre posibles resultados electorales, pero ¿Qué puede suceder en poblaciones como Peñíscola, Benicarló o Vinaròs?

Hacer previsiones de futuro tiene como consecuencia inevitable el riesgo de error en el cálculo de posibilidades. Sin embargo, las incertidumbres que a cualquier persona le asaltan a la hora de establecer una serie de claves sobre pronósticos son solventadas mirando al pasado reciente y examinando las principales predicciones de los agentes que actuarán en el futuro.  Con estas premisas soy muy optimista. No descubro nada nuevo si le dijo que las encuestas que manejamos ofrecen mayorías absolutas tanto en Benicarló como en Peñíscola. En Vinaròs seguimos siendo el partido más votado y seguiremos trabajando de forma seria y responsable para ganarnos la confianza de esos ciudadanos indecisos  que en el momento de ir a votar apuesten por una candidatura con garantías de ejercer un buen gobierno, con personas formadas y eficaces que sepan en todo momento resolver los problemas de Vinaròs. Si buscan esto, encontrarán la candidatura del PP a su entero servicio.

¿Y en poblaciones del interior de nuestra comarca?

En los pueblos más pequeños se valora todavía mucho más la proyección personal del cabeza de lista. Hoy desconozco quienes podrán encabezar las candidaturas del PP, pero lo que si tengo claro es que serán personas que antepondrán los intereses de su pueblo a cualquier otra circunstancia ajena al bien común. Así ha sido y así seguirá siendo. Todos los candidatos del PP en cualquiera de los pueblos de nuestra comarca saben que forman parte de un proyecto común  respaldado por un partido que tiene el firme objetivo de mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y sabe como hacerlo.

 ¿Ha sido una legislatura difícil?

Difícil no sería la palabra. A nivel de Comunitat yo diría que está resultando apasionante. A nivel local frustrante. Frustrante por muchos motivos, entre ellos por sentirte casi postergado por quienes gobiernan; por  ese estado de crispación casi permanente en el que parece que quieren vivir algunos miembros del tripartito vinarocense y que para mí lo único que pone en evidencia  es su total desesperación por la  impotencia de no poder cumplir sus anuncios. Ha llegado a tal extremo el  deterioro de las relaciones personales entre gobierno y oposición que en ocasiones pienso que no merecería la pena seguir siendo concejal sino fuera por esas muestras de ánimo constante que te ofrece la ciudadanía y que te exigen a seguir al pie del cañón por tu ciudad.

 Se ha hablado mucho de crispación, pero ¿Quién ha provocado la crispación?

Sinceramente creo que utilizan esa salida de apelar a la  crispación como una especie de coraza a su debilidad porque están demostrando que no tienen gran capacidad para gobernar con eficacia, que no tienen el rigor ni la responsabilidad suficiente para asumir todas las responsabilidades institucionales que el gobierno comporta. Hasta el propio cabeza de lista del PSOE reconoció que su equipo actual no ha dado la talla, que es como reconocer que no se merecían la confianza de los ciudadanos. No son buenos pero ahí están.

Lo de la crispación tiene difícil remedio. Una cosa es la discrepancia entre los distintos puntos de vista, algo lógico que tenemos que tener los que pertenecemos a uno u otro partido político, y que es la esencia de la democracia.  Yo pretendo  defender siempre esa discrepancia y manifestarla con fuerza, pero siempre con respeto, por una parte y atendiendo a los intereses generales, bien del municipio, bien de  la Comunitat, en todos los casos. Esto que parece tan sencillo no siempre es seguido por todos de la misma manera y se emplean otras formas de hacer política que a mi me parecen despreciables. Creo que hay  muchas formas de hacer política, de hacer oposición, de ser enérgico al plantear alternativas mucho más razonables rigurosas y serias a las que se proponen por quienes dicen que nos gobiernan pero sin llegar ni al insulto ni a la descalificación por sistema.

 Uno de los temas estrella de la legislatura ha sido la plaza La Mera. ¿Es satisfactorio el resultado final?

Si de mi hubiera dependido, la Mera seguiría con su anterior fisonomía. Con todo su arbolado. Sigo manteniendo que es un auténtico derroche económico el gastar casi 700 millones de las antiguas pesetas para hacer lo que se ha hecho, cuando existen asuntos mucho más prioritarios y que es necesario satisfacer con urgencia. Dije hace un año y sigo manteniendo que la destrucción de la Mera con la desaparición del arbolado no compensa para nada cuando existen alternativas mucho más viables. Los árboles que cada verano proporcionaban la necesaria sombra han dado paso a las marquesinas de parada de autobús. No seré yo en detallar todos los defectos que la ciudadanía le está sacando a esta obra que tiró hacia delante por empeño del equipo de gobierno, sin escuchar a nadie más. Ahora creo que más de uno aunque públicamente no pueda reconocerlo ya se ha arrepentido de la decisión. Apostaron por una plaza funcional y moderna y la población la ve de otra manera. Sin comentarios. Nos querían hacer creer que con el párking subterráneo se solucionaban los problemas del sector comercial y hoy ya son los propios comerciantes los que se quejan que antes de abrirlo ya se ha quedado pequeño. En fin, dije que era una obra que se abordaba con precipitación, sin que saliera el proyecto a subasta y nunca sabremos cuanto nos hubiéramos podido ahorrar el pueblo de Vinaròs si se hubiera gestionado adecuadamente. La plaza te podrá gustar más o menos pero el “pecado” de una sola planta de aparcamiento ya está hecho y no tiene remedio.

 

Mariano Castejón: la visió d’un diputat autonòmic

Revista 7 dies de Vinaròs 26-12-05. Alicia Coscollano

Mariano Castejón ja vivia la política en primera línia a través de la seua tasca en el món del periodisme, com a corresponsal en mitjans com El Mediterráneo, la Cope o Ràdio Ulldecona. L’any 1987 va fer una primera incursió en terrenys polítics com a afiliat al CDS, del qual va ser regidor juntament amb Javier Balada. En desaparéixer el CDS va entrar en les files dels populars amb altres companys que es van integrar en la candidatura de Jacinto Moliner com a  cap de llista..

 Descripció

Enyora l’etapa del periodisme?
Bé, ara tinc molt contacte amb mitjans de premsa, però des d’un altre angle. Encara que, de vegades, sí que penso a tornar, potser en jubilar-me, a aquest món que realment és apassionant. Hi ha un quart poder molt important, en el bon sentit, en el periodisme perquè estàs vivint en primera persona tot el que passa.

Tinc entés què és vosté mestre.
Tinc plaça al col·legi Misericòrdia, encara que els últims deu anys vaig estar com a assessor i, després, com a director del CEFIRE. Algun dia, quan siga, tornaré  a l’educació que, evidentment, és la meua professió.

Com es viu la política sent diputat?
Ser diputat comporta una feina constant. El que pitjor porto són els viatges perquè es perden moltes hores en el desplaçament. És una feina que alguns dies resulta ingrata perquè l’esforç, de vegades, no trascendix, però si la posés en una balança donaria un resultat positiu, perquè estàs treballant per la teua comunitat i per les aspiracions de la teua comarca. Tampoc no pots perdre de vista el contacte amb la gent del carrer per transmetre l’opinió general a altres instàncies com poden ser, en aquest cas, un poder legislatiu de la nostra Comunitat com són les Corts.

Tornaria a les llistes de la política local si el seu partit li ho demanés?
Mai no he trencat amb la política local, el que passa és que sempre m’he dedicat en períodes de quatre anys i, quan no he estat de regidor, he continuat col·laborant amb altres tasques de partit. No m’he plantejat encara anar a les llistes, però no em costaria gens. La feina d’aportar coses al poble, tant si estic a una llista local, com a una candidatura autonòmica, com a una executiva, penso que es pot continuar fent de la mateixa manera que ho faig des que m’hi dedico.

Quina regidoria escolliria?
Vaig ser regidor d´hisenda e un moment difícil i ara optaria per la d’Urbanisme per una raó, perquè sempre m’ha agradat escollir reptes i aquelles coses que no entenc. Penso que és una regidoria apassionant i, a més, diuen que és on “es fan els chanchullos” i, com em conec, si fora veritat, seria una forma de paralitzar la cosa.

 Parlant de les nostres terres

Els pressupostos presentats per la Generalitat han rebut crítiques de ser escassos, hi està d’acord?
Que els projectes que necessitarien el suport de la Generalitat, n’haurien de ser més? Evidentment, nosaltres som els primers que defensem que això siga així. Cadascú vol el millor per a la seua comarca i per a la seua localitat i nosaltres farem el possible perquè això tire endavant. Però cal tindre en compte que la Generalitat es mou per projectes presentats i, quan un Ajuntament presenta un projecte i hi ha unes línies de finançament, la Generalitat el tira endavant, però si no hi ha projecte damunt la taula no pot fer-ho. Si hi hagués una bona comunicació entre l’Equip de Govern de Vinaròs i el PP, alguna cosa més podríem aconseguir. Nosaltres no volem boicotejar les seues iniciatives, sinó al contrari.

Se’n van els diners públics a pagar sous a València i Castelló, en ciutats temàtiques o en la Copa d’Amèrica?
En la Copa d’Amèrica no, perquè la font de finançament hauria de ser l’Estat. Però, per què un govern aposta per aquest tipus d’obres? Perquè són referents que necessita la nostra Comunitat i que, després, repercutiran fonamentalment en turisme, ho estem veient en la Ciutat de les Ciències. El que passa és que l’oposició usa aquesta forma demagògica per dir que aquestes inversions en autèntics referents es podrien emprar a fer més centres de salut o més col·legis. Sortosament, la inversió que realitza la Generalitat en sanitat i infraestructures educatives és importantíssima.

Per què el rebuig cap a la Taula del Sénia?
No hi ha rebuig, ni estem en contra de qualsevol agrupació de pobles que representen un benefici per aquests pobles. Estem en contra de la manera en què s’ha portat a terme la Taula del Sénia perquè és una plataforma que s’ha utilitzat per anar en contra del PP, a més, no han aconseguit els primers objectius que es van marcar. Ens agradaria que fóra un moviment reivindicatiu, però no tan sols en els temes que interessen un sector més afí al partit socialista.

Des de la seua perspectiva, què falta a Vinaròs?
Moltes coses. Vinaròs és un poble en contínua evolució, i tant en l’aspecte urbanístic com en la tasca de recepció de gent d’altres cultures i indrets ha d’obrir-se a tot el que ens ve per construir un poble que tire endavant. Sortosament, la idiosincràcia vinarossenca considera tirar endavant i resoldre els problemes que es presenten. Avui per avui el que falta és un govern amb objectius marcats i que no actue a salto de mata, improvisant.

Quin projecte desenvolupat per l’actual Equip de Govern és el millor valorat?
La biblioteca és una bona obra, encara que situar-la en un edifici on hi ha una comunitat de veïns no pareix el més adequat. Però és molt millor que el que teníem abans. El que pitjor trobo en aquesta legislatura, en canvi, és que no se’ns ha fet cas de res i, de vegades, quan des del PP manifestem les nostres opinions, són malinterpretades.

Què opina del projecte d’instal·lació d’una piscifactoria?
És futur en un moment en què la pesca està en crisi. Una cosa no té per què matar l’altra, poden ser compatibles. Tal vegada, parlar d’una macropiscifactoria pot representar una sèrie de problemes que cal analitzar, però no ho hem de fer els polítics, sinó els tècnics per poder disposar d’estudis contrastats. El que tampoc no volem és que es faça un projecte en contra de l’opinió de la població.

Hi haurà alguna sorpresa en les llistes del PP?
Una o vint-i-una, perquè el PP té la suficient plantilla per renovar i tindre consideració cap a persones que puguen desenrotllar un paper important de renovació i gestió política. Però, de moment, encara no ens ocupa ni preocupa el tema.

 Revisió del panorama general

Creu que la religió i les creences haurien de quedar-se en l’àmbit personal de cadascú?
Sí, però per cultura i tradició hi ha una sèrie de religions que tenen certa preponderància. Crec que la religió sí que hauria d’estar present com a matèria educativa, perquè qualsevol valor que puga tindre en compte la formació dels infants és positiva. Això no vol dir que no s’haja de respectar el dret d’altres persones que professen altres religions.

El sector més conservador del PP pot perjudicar el seu partit?
El PP no és un partit de radicals. Hi poden haver opinions molt concretes, com dins de qualsevol altre partit, però la línia i la ideologia estan obertes a la societat. Per exemple, tenim un company a les Corts que és homosexual  i no hi ha cap tipus de problema. Tot al contrari. En Vinaròs, a títol directiu , se´ns veu escorats al centre i, quasi, quasi, a l’esquerra. Ara, crec que en alguns temes com la defensa de la nostra identitat valenciana i la llengua s’ha d’adoptar una postura, si no radical, sí prou forta.

Està d’acord que, tan important com governar bé, és dur portar a terme una bona oposició?
Estar en l’oposició és molt dur. Tens més temps per pensar que per actuar i veus com el programa presentat en les eleccions no es pot portar a terme. El que fas és preparar-te per a unes pròximes eleccions i, a més, controlar l’equip que governa és important perquè de vegades es volen realitzar la major quantitat de projectes en el mínim temps possible i es poden saltar algunes legalitats. L’oposició està per asserenar els ànims dels que governen i presentar alternatives a l’Equip de Govern.

Quin és el tema que creu que té una solució més complicada: el terrorisme, la immigració o l’atur?
El terrorisme. Sortosament, a la nostra Comunitat s’ha rebaixat el llistó d’atur. Estem en un 7,9%, quan fa dotze anys estàvem en un 24%, la qual cosa significa que invertint en polítiques actives de treball es pot aconseguir que l’atur baixe. Però en la qüestió del terrorisme, encara que poses mesures, pots no obtenir cap fruit. És el problema més complicat perquè no depén totalment de nosaltres.

 Personal i intransferible

Descriga un dia perfecte.
Quan marxes a dormir i estàs esgotat perquè has estat tot el dia treballant i... et gites i t’adorms.

Una pel·lícula.
M’agraden les pel·lícules “de poc suc”, les que no et fan pensar perquè no vull que m’amarguen la vida, ja està la societat que, de vegades, te l’amarga prou.

Quin és l’últim llibre que ha llegit?
Fa molt de temps que no llijo una novel·la sencera, però passo moltes hores llegint informes. El que sí que he fullejat ha sigut el Codigo Da Vinci i m’agrada un autor, Ferrant Torrent, al qual llegia quan feia classes perquè era matèria de lectura per als alumnes.

 Mariano Castejón passeja per prescripció facultativa. Repartix el temps lliure en aficions com la informàtica, l’elaboració de vídeos d’ús familiar i el joc de la petanca. És una persona enèrgica que utilitza el gust per la concreció per continuar xafant terra i anar sortejant abstraccions. En les festes i les reunions familiars sempre brinda perquè, la pròxima vegada, puguen estar de nou tots junts, un desig que ell, utilitzant novament el seu gust per la concreció, resumix amb una dita: Virgencita, que me quede como estoy.

 

 JUNIO 2005

Entrevista a Mariano Castejón, diputado autonómico del Partido Popular

RAMON BLANCH   REVISTA EL DISSABTE

Coincidiendo con el ecuador de la legislatura entrevistamos a Mariano Castejón, diputado autonómico del Partido Popular. 

¿Qué breve valoración realizaría de estos dos años de gobierno de Francesc Camps? 

Resumir los dos primeros años de gobierno del presidente Camps no puede ser breve, porque han sido muchos los proyectos emprendidos en beneficio de la sociedad valenciana. Es el gobierno de la transparencia, de la proximidad a las personas, que ha abordado problemas como el déficit hídrico, la creación de infraestructuras educativas, mejora de las inversiones universitarias. Un gobierno por la formación y la educación de calidad. Mejora de las infraestructuras sanitarias tanto de la red primaria como especializada, implantación del chequeo preventivo y aminorando las listas de espera. El ambicioso plan de infraestructuras viarias como la ampliación de los grandes puertos, reforma de aeropuertos y la creación del aeropuerto de Castellón. En definitiva, con Francesc Camps y su gobierno al servicio de la toda la Comunidad, ésta se ha puesto en marcha para ganar su futuro.

 ¿Podemos sentirnos satisfechos de las inversiones que ha previsto el Consell para nuestra comarca?

Satisfechos nunca, siempre hay que seguir reivindicando, pero hay que ser realista e intentar que las necesidades más acuciantes se vean satisfechas. El esfuerzo inversor que el Consell tiene previsto para nuestra provincia representa el 19,1 por ciento del presupuesto total para la Comunidad Valenciana, una cifra muy superior a lo que le correspondería en función de su población, a su aportación al PIB de todo el territorio o en función a su renta. Son 381 millones de euros los que se contemplan para este ejercicio del 2005. 

¿No cree que se está demasiado lejos de Valencia y no llegan suficientes inversiones para obras importantes? 

Mire, pienso que es todo lo contrario. Obras emblemáticas sufragadas por la Generalitat Valenciana están ahí, son realidades. Es una realidad, que representó una fortísima inversión, por ejemplo, el encauzamiento del Cervol y los dos puentes, o el enlace de la carretera CV-11 con la carretera  N-238. Si seguimos en Vinaròs no podemos olvidar la urbanización de la avenida Juan XXIII o la remodelación del Centro de Salud, del que hay que ir pensando en una ampliación o un nuevo centro, o  el Centro de Menores de la calle Arcipreste Sirisi que está a punto de finalizar. Recientemente presentábamos las inversiones en educación para la comarca. Las obras en marcha de los institutos de Peñíscola, donde también se construyó un centro de primaria, el de Alcalá, los dos de Vinaròs, las ampliaciones en Benicarló y el nuevo centro en Sant Jordi. Pero sin duda la apuesta cultural más destacada en nuestra comarca ha sido La luz de las Imágenes. La exposición de Paisatges Sagrats representa un antes y un después con la recuperación de diez edificios arquitectónicos y 175 obras artísticas, entre pinturas, tejidos, esculturas, documentos, además del entorno paisajístico en el que se enmarcan las sedes expositivas. La inversión de 10 millones de euros habla por si sola. Y podemos seguir hablando de inversiones, las tres depuradoras previstas, el centro de salud de Benicarló, la finalización definitiva de su Lonja o la nueva Lonja en Peñíscola, la nueva carretera entre esta ciudad y Benicarló, entre otras muchas cosas que se están proyectando. 

Como diputado autonómico, ¿En que consiste su trabajo? 

Formo parte del grupo que da sustento al gobierno y ello implica la defensa de su gestión. El debate de Leyes, proposiciones no de ley, mociones o propuestas que son de interés para la sociedad valenciana, así como la aprobación de los Presupuestos de la Generalitat, esto en lo institucional. Naturalmente además de la asistencia a las sesiones del pleno de cada semana, que nos ocupan el miércoles y jueves. El martes suele ser día de comisiones. Pero el trabajo no acaba ahí, y la preparación de los temas de debate, es continuo. Después, el trabajo del diputado está en la calle, con la sociedad civil, atendiendo colectivos y recogiendo propuestas que se debaten en el seno de Les Corts. Mi tarea no consiste en presentar iniciativas directas, para esto están los portavoces de cada una de las comisiones que recogen nuestras sugerencias, se estudian y se les da la salida más conveniente. Las reuniones de grupo o los contactos con responsables de las distintas consellerias, según los temas, para preparar los argumentarios es un trabajo que no sólo se realiza en la sede de Les Corts. 

¿Está en alguna comisión o tratando algún tema en concreto?

Formo parte de cuatro comisiones, en tres como vocal y en otra soy el  presidente. Temas, pues llevo varios y de temática variada. Especialmente los de carácter económico presupuestario como la defensa en contra de la enmienda a la totalidad del presupuesto que presenta L´Entesa. Otros asuntos referentes a Obras Públicas, Comunicaciones y en menor medida los de Educación o Turismo. A nivel local, un tema que me preocupa actualmente es la ampliación del hospital de Vinaròs. Tras el pleno del Ayuntamiento en el que se aprobó la cesión de terrenos para esta ampliación me ofrecí al alcalde, para trasladar personalmente la documentación a la Conselleria y agilizar los plazos. En el día de hoy, ha pasado un mes, y no quisiera pensar que se retrasa la documentación de la cesión para inculpar posteriormente de desinterés a la Conselleria. El propio Conseller, Vicente Rambla se ha comprometido en venir a Vinaròs a presentar los detalles del proyecto de la ampliación, pero para ello previamente la Conselleria deberá aceptar la cesión, cuando se le remita, claro. El acuerdo plenario se ha adoptado pero de momento no se ha tramitado. Confío que no se cometan errores  como ocurrió con la cesión de uso en los terrenos de la ampliación del colegio Manuel Foguet. En la Administración Pública se avanza más lento de lo que quisiéramos todos para que encima se tenga que anular o repetir el proceso. También, la depuradora es un proyecto importantísimo del que estoy siguiendo todo el proceso, desde la redacción del proyecto, la licitación, la adjudicación, la dirección de obra y espero verla acabada. También me preocupa la culminación de la peatonalización del centro, a la que el gobierno tripartito parece que no le presta demasiada atención. La remodelación del puerto es un proyecto muy ambicioso al que se ha dotado de un presupuesto plurianual para su ejecución y en el que todos deberían colaborar. Mal vamos si desde el Ayuntamiento, en una forma muy peculiar de entender el consenso, continuamente se ponen pegas a los proyectos que se presentan. 

¿Con ganas de continuar como diputado autonómico? 

Llevo dos años y han pasado volando. Lo cierto es que cada día aparecen nuevos retos que te ilusionan a seguir trabajando en política. Como mi dedicación en las Cortes es incompatible con la de maestro, ahora vivo exclusivamente de la política y resulta apasionante. El nivel de compromiso con la sociedad se incrementa con el paso de los días y sinceramente es una etapa de la vida, en la que además de aprender mucho, puedes servir a la ciudadanía desde múltiples aspectos. No sólo es hacer leyes o discutir y debatir, es una oportunidad única de estar tomándole continuamente el pulso al devenir de nuestra Comunidad. 

¿Que opinión le merece críticas como la del primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Vinaròs, Jordi Romeu, que dice que la Generalitat margina Vinaròs? 

Sus críticas no se ajustan a la realidad. Están en la misma línea que el alcalde y  el gobierno tripartito que ha adoptado una postura casi infantil, demandante sin más, y se intenta hacernos creer que la culpa de todo lo que sale mal o no se consigue está siempre en otra parte.  

¿Que valoración realizaría del gobierno tripartito en el Ayuntamiento de Vinaròs en el ecuador de la legislatura? 

Han sido dos años, de continuos anuncios y manifiestos incumplimientos. La realidad actual del gobierno tripartito no es otra que una inmensa dosis política y una diminuta forma de gestionar. Todo es cara a la galería aunque en realidad el todo sea la nada. Este gobierno tripartito lo que si sabe es quejarse, protestar, desacreditar con cualquier excusa al gobierno anterior y echar balones fuera ante los problemas reales. El problema para ellos son los otros. Llámese administración provincial, autonómica, y dentro de unos meses incluso la estatal. No le quepa duda que en su momento los vinarocenses les recordarán a los integrantes del gobierno tripartito todos y cada uno de los errores que están cometiendo y las deficiencias de su etapa al frente del Ayuntamiento. Tras la aprobación del Plan General de Urbanismo, y a pesar de sus críticas, han tenido la suerte de gobernar en la época de vacas gordas con el desarrollo de este plan y los beneficios que repercuten en el Ayuntamiento. Con el Partido Popular se hubieran hecho las cosas de otra manera que creemos hubieran rentabilizado mejor estas posibilidades. Por su parte, con su mayoría absoluta ni siquiera se plantean tomar en consideración nuestras propuestas. 

¿Qué conclusión extrajo de la moción de censura presentada a Jaime Mundo? 

Lo dije en su momento y lo repito ahora. Reconozco que ha sido una actuación totalmente democrática pero ello no evita que la considerara como una frivolidad por la forma con la que tanto el BLOC como el PSOE argumentaron unos motivos  descaradamente demagógicos. Se ha demostrado que el Bloc, al abandonar el gobierno municipal que compartía con los populares, se sumó a los socialistas en la oposición propiciando una política con continuas reprobaciones para provocar el desgaste y producir una sensación de inutilidad de la política municipal hasta presentarse como los únicos salvadores de Benicarló. Primero se hizo todo lo posible para no dejar gobernar al PP y posteriormente quejarse que no se gobernaba. Nadie podrá negar al equipo de Jaime Mundo su dedicación entusiasta y su eficiencia ante una realidad municipal muy dura, con una tarea de gobierno ardua y compleja pero siempre eficaz. Mucho tendrá que esforzarse el gobierno del PSOE-BLOC para superar el listón de la gran gestión del gobierno popular.

 

SEPTIEMBRE 2004

Entrevista a Mariano Castejón, concejal del PP en Vinaròs y diputado autonómico

NATÀLIA SANZ.  VINAROS NEWS

Entrevistamos a Mariano Castejón, que compagina su cargo de concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Vinaròs con el de diputado autonómico. No se trata de una tarea fácil aunque pueda parecerlo. En esta entrevista concedida nos cuenta no sólo el quehacer diario como diputado autonómico sino su trabajo como concejal en el consistorio vinarocense. 

-¿Qué valoración realizaría de su primera experiencia como diputado autonómico, en este caso, del PP? 

Llevo un año y ha pasado volando. El trabajo parlamentario es muy distinto del que estaba acostumbrado a ejercer que era de gestión directa. Aquí para sacar una ley adelante o cualquier otra iniciativa, los procesos son muy largos, informes, dictámenes y más informes. El objetivo final siempre se ve muy mediatizado por los procesos, pero así son las reglas del juego que hay que cumplir. Estoy orgulloso del grupo parlamentario porque la combinación entre la experiencia de los diputados más veteranos y la impulsividad de quienes hemos entrado nuevos se combina perfectamente y resulta muy agradable el trabajo diario.  

-¿Cómo es el trabajo cotidiano de un diputado autonómico y cuáles han sido las primeras iniciativas que ha presentado? 

Mi vida cotidiana como político supongo que será como la de muchas profesiones, con días de mucha actividad y un amplio horario de trabajo y otros días mucho más sosegados. Cada día resulta diferente. Las sesiones de pleno de cada semana nos ocupan el miércoles y jueves, y aunque el desarrollo sigue siempre la misma estructura, como los temas son cada vez diferentes, cada día representa una novedad. En las sesiones en las Cortes, se conoce la hora de inicio pero no la del final, para otras actividades no existen ni horarios fijos ni días laborables o festivos. Reconozco que lo peor que llevo son los desplazamientos. Mi labor no consiste en presentar iniciativas directas, para esto están los portavoces de cada una de las comisiones que recogen nuestras sugerencias, se estudian y se les da la salida más conveniente.

-Centrándonos mucho más en el plano político, ¿Cree que el PSOE realiza una oposición seria en la Comunidad Valenciana?

Pues no lo creo. Más que poco seria diría que no es coherente con la defensa de los intereses de todos los valencianos. El Partido Popular, en cambio, va a seguir defendiendo todos los intereses de la Comunidad Valenciana, empezando por el agua y terminando por cualquier cuestión que tenga que ver con nuestro futuro.  

-¿Cuáles son sus principales objetivos como diputado autonómico?

No quisiera hablar de objetivos personales porque los importantes son los colectivos; aquellos que se marcaron en el programa electoral que el Gobierno de la Generalitat tiene la obligación de cumplir. Y en eso estamos. Esta misma semana se lleva a cabo el debate de política general, y además están en tramitación cuatro proyectos de ley, como son la de modificación de la ley de Patrimonio cultural valenciano, el de Vivienda, el de Suelo no urbanizable y el del Consejo valenciano de personas mayores. Como integrante del grupo parlamentario popular tenemos por delante un trabajo muy intenso y muy importante con respecto a la propuesta de reforma del Estatuto siempre de acuerdo con la Constitución y siguiendo el modelo de Estado de las autonomías.  

-Por otro lado, también es concejal del PP en el Ayuntamiento de Vinaròs. ¿Qué opinión tiene del actual gobierno municipal?

¡Bufff ¡¡¡ Si no lo hacen mejor es porque no saben. Este gobierno tripartito lo que si sabe es quejarse, protestar, desacreditar con cualquier excusa al gobierno anterior y echar balones fuera ante los problemas reales. El problema para ellos son los otros. Llámese administración provincial, autonómica, estatal. Esto se refleja en sus ruedas de prensa, la del propio alcalde, la de algunos concejales …. Siempre se acaba con la misma idea. Los otros no cumplen y dan por sentado que de los otros vendrá la solución. Naturalmente hay que pedir, exigir, pero tener preparadas las estrategias para conseguir que lo que solicitamos se enmarque en un programa concreto, con una temporalización estudiada, con unas propuestas de cofinanciación y hoy por hoy me consta, si no me demuestran lo contrario, que la falta de coordinación política y la ausencia de programa representarán un estancamiento en el progreso de Vinaròs. 

-¿Es un gobierno de improvisación? 

Yo no diría tanto, pero por resumir lo dejaría en que la tarea de gobernar y marcar el futuro de Vinaròs, al equipo de gobierno le viene grande. 

-¿En que falló el PP para que no renovara de nuevo la confianza de los vinarocenses? 

Esto es ya historia, el PP fue la candidatura más votada en las últimas elecciones locales pero todos sabemos lo que pasó. La frase todos contra el PP, hasta en Vinaròs se hizo realidad. Hay que aprender de los errores cometidos. Ahora seguimos trabajando, desde la oposición claro, y ejercemos una oposición coherente con nuestro programa porque no podemos defraudar a esa mayoría de vinarocenses que apostaron por continuar con la política que se llevaba a cabo que no solo resultó importante en atender las urgencias básicas e impostergables, sino que fue un gobierno municipal atrevido, que supo mirar al futuro, y no adoptó una postura infantil, demandante, como la del tripartito actual que intenta hacernos creer que la culpa de todo está siempre en otra parte. Si seguimos así nos hará retroceder hacia la dependencia. Es preocupante, pero es lo que hay. 

-Cuando el PP gobernaba el Ayuntamiento de Vinaròs les acusaban de no facilitar información a la oposición. ¿Sucede ahora lo mismo? 

Yo me quejo de que nos enteramos de cosas importantes a través de la prensa. En demasiadas ocasiones es el alcalde quien ofrece su versión a los medios de comunicación, está en su derecho, pero cuando por sistema culpa al anterior gobierno, cuando ofrece verdades a medias y tergiversa la información, nos obliga a entran en polémicas dialécticas que hasta aburren a los vinarocenses.  

-¿El alcalde le ha pedido en alguna ocasión que realizara alguna gestión o que le acompañara en la visita a alguna conselleria? 

La única gestión que me solicitó e intenté realizar, lo consideré después como una encerrona al comprobar que las informaciones previas que me dio no tenían fundamento y casi hice el ridículo al reivindicar un asunto inexistente ante la Conselleria de Economía y Hacienda. Algún que otro concejal si que ha pedido ayuda concreta y, afortunadamente, sin alardes, se ha llevado a cabo lo propuesto. Hay asuntos que no hace falta que el alcalde me los recuerde para que yo no les pierda la pista. La depuradora, por ejemplo, es un proyecto importantísimo y que he seguido todo el proceso, desde la redacción del proyecto, la licitación , la adjudicación, la dirección de obra. Las viviendas sociales, la ampliación del hospital o incluso la continuación de la peatonalización del centro, a la que el gobierno tripartito parece que no le presta demasiada atención. La remodelación del puerto es un proyecto muy ambicioso al que se ha dotado de un presupuesto plurianual para su ejecución y en el que todos deberían colaborar. Mal iremos si desde el Ayuntamiento continuamente se ponen pegas a los proyectos presentados. 

-Usted, fue compañero de Javier Balada, el actual alcalde de Vinaròs, cuando ambos militaban en el CDS. ¿Cómo es la relación?

Sinceramente, mala. Mala porque considero que nos conocemos lo suficiente para poder acercar posiciones y ocurre todo lo contrario, cada día nos distanciamos más. Como Alcalde tiene un papel difícil, lo comprendo, pero me ha defraudado al olvidarse tan pronto de los principios básicos que ha pregonado durante años.  No es un distanciamiento insalvable y quizás yo también tenga algo de culpa, pero con su forma de actuar no veo colaboraciones en el futuro. Tanto mis compañeros de grupo como yo recibimos la sensación que le molestamos en su entorno y nunca ha propiciado esta colaboración mutua. 

-¿Se ha marcado un tiempo en política? 

Sigo manteniendo que soy político con fecha de caducidad. De una u otra manera llevo ya 20 años y la experiencia adquirida, por un lado te empuja a seguir y por otro, te dice que se puede vivir sin tantas complicaciones. Pero lo cierto es que cada día aparecen nuevos retos que te ilusionan a seguir trabajando. Hoy, mi dedicación en las Cortes es incompatible con mi profesión y vivo exclusivamente de la política.. Se que mi compromiso es para 4 años y no faltaré a la palabra dada. Pensar más allá, pues hoy por hoy no tiene ningún sentido. 

-¿Cómo será el perfil del nuevo candidato del PP a la alcaldía de Vinaròs? ¿Cree que repetirá Jacinto Moliner? 

¡Bueno!.  Ahora no es el momento de pensar en candidatos, ahora estamos en la oposición y debemos centrarnos en nuestro trabajo de controlar al tripartito para que gestionen lo mejor posible y no perder el conocimiento de todos los asuntos municipales. Hay que estar siempre preparados por si volvemos a gobernar. Jacinto Moliner, por mucho que el actual gobierno intente su desprestigio, pasará a la historia de Vinaròs como alcalde en una etapa que marcó un resurgimiento de la ciudad a todos los niveles. La transformación sufrida por Vinaròs durante su mandato no tiene parangón en la historia reciente de nuestro municipio.Hablar ahora de nuevos perfiles y posibles candidatos, pues sinceramente, ni nos ocupa ni nos preocupa. Todo a su tiempo.